sábado, 21 de marzo de 2009

Dinero, fuerza motivadora

Dólares, euros, libras, o pesos... No importa el nombre de la moneda, basta con mencionar la palabra "dinero" para sentirnos más motivados mentalmente, trabajar mejor y hasta aguantar más dolor físico.



Cuando se piensa en dinero somos capaces de aguantar más dolor físico.

Esa es la conclusión de un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, publicado en la revista New Scientist.
Aunque a menudo no nos gusta aceptarlo, sabemos que el dinero juega un papel muy importante en nuestra vida.
Fue por eso que los investigadores decidieron analizar cuál es el impacto psicológico del dinero y cómo éste cambia la conducta de la gente.
Descubrieron que tan sólo pensar en el concepto monetario nos hace esforzarnos más, física y mentalmente.
Pero al mismo tiempo ese pensamiento nos vuelve más independientes y menos dispuestos a ayudar a los demás.
Y no sólo eso. Tal como señala Kathleen Vohs -quien dirigió la investigación- contar o manipular dinero nos hace ser invulnerables al rechazo social e incluso puede disminuir el dolor físico.
Fuente de fortaleza
"Uno de los experimentos consistió en recordar a los participantes el concepto del dinero y después decirles que metieran las manos en agua caliente" explicó a la BBC la investigadora.
"Dijeron que cuando recordaban el dinero sentían menos dolor con el agua caliente".
"Así que el dinero al parecer actúa como una fuente de fortaleza", dice Vohs.
En el estudio, llevado a cabo con estudiantes voluntarios, los investigadores les pidieron que completaran varias tareas para las cuales se les había preparado haciéndoles recordar el concepto de dinero.
También se les hizo manipular o contar dinero.
Descubrieron, por ejemplo, que quienes habían sido rechazados en situaciones sociales sentían menos estrés emocional si antes habían estado en contacto con papel moneda.
"Los voluntarios parecían ser menos vulnerables al rechazo después de manipular dinero", dice la investigadora.
"El dinero parece tener un poder simbólico como fuente de recurso social y esto permite a la gente manipular el sistema social para obtener lo que desea", explica.
Fuerza negativa y positiva
En otro grupo de pruebas los investigadores tenían que recordar a los participantes el dinero que habían gastado.
Por ejemplo, pidieron a un grupo de voluntarios que escribieran cuánto dinero habían gastado en el último mes.
Y a otro grupo le pidieron que escribiera cómo había estado el clima en el último mes.

El dinero también hizo a los voluntarios menos vulnerables al rechazo.Posteriormente los científicos les hicieron la prueba de rechazo social y la del dolor físico con agua caliente.
"Descubrimos que a quienes les habíamos recordado sus gastos de dinero sentían mucho más dolor con el agua caliente", dice Vohs.
"Así que realmente el dinero parece tener un efecto que nos capacita para el dolor, y éste puede ser negativo o positivo".
"Y también parece ser una fuerza de motivación muy fuerte ya que cuando los voluntarios pensaban en éste sentían que podían terminar las tareas que se les encargaban y ser autosuficientes".
Y el poder del dinero parece ser universal.
Tal como explica la investigadora, los mismos experimentos fueron repetidos en China y Canadá.
Y todos los resultados mostraron lo mismo.
"Descubrimos en todos los casos -dice Katherine Vohs- que el concepto de dinero como fuerza de motivación parece ser igual de robusto en todas las culturas".






BBC Mundo Ciencia y Tecnología Dinero, fuerza motivadora

1 comentario:

Siesp... dijo...

En esta vida todo se puede comprar con dinero, y lo que no, con mucho dinero.
Eso dicen, jejeje.